martes, 22 de marzo de 2011

Percusión africana

Djembe, dunun y shekere son algunos instrumentos africanos de percusión.

El djembe o yembe es un instrumento de percusión perteneciente a la familia de instrumentos membranófonos. Se originó en el antiguo Imperio Mandinga, aproximadamente entre las localidades de Bamako (Malí) y Kankan (Guinea), desde aquí migró posteriormente a Senegal, Costa de Marfil y Burkina Faso, formando parte integral de la música y las tradiciones de la zona. Se cree que esa migración se debió a los Numu, que eran (y todavía son) herreros profesionales considerados guardianes de ciertos poderes. Ellos se encargaban de fabricar las máscaras Komo, realizar la circuncisión y la ablación de los adolescentes, para marcar su paso a la edad adulta, tanto como de esculpir y tocar los yembes. Como resultado de las diferencias en la forma, la densidad de la madera, los grabados internos y la piel, existe una amplia gama de tonos que pueden ser emitidos por el yembe. Golpear la piel cerca del centro produce notas más graves, golpearla cerca del borde produce tonos más agudos. En un yembé bien afinado se obtienen graves, medios y agudos bien diferenciados.























Dunun (también conocido como dundun, doundoun, o djun djun) es el nombre genérico para una familia de los tambores graves africanos que se desarrollaron junto al djembe en África Occidental. Los conjuntos que usan el dundun tocan un tipo de música que es denominada también como dundun.Se conoce como "dundun" en Yoruba, Nigeria. Hay tres tipos: kenkeni (el más pequeño), sangban (el medio) y doundounba (el más grande). El kenkeni tiene el diapasón más alto y por lo general sostiene el ritmo juntos con un modelo simple. El sangban típicamente tiene una parte más compleja que define el ritmo. El doundounba a menudo sirve para añadir la profundidad con graves, mediante golpes muy espaciados. Estos tambores proporcionan una base rítmica y melódica para el conjunto djembe.























El shekere o calabash es un instrumento de percusión de África, consistente en una calabaza secada con cuentas tejidas en una red que la recubre. En todas partes del continente lo llaman cosas diferentes, como el lilolo, axatse (en Ghana), y chequere. Suele utilizarse mucho en la música hausa en Nigeria. El shekere está hecho de las pequeñas calabazas que crecen sobre la tierra. La forma de la calabaza determina el sonido del instrumento. Un shekere se hace secando la calabaza durante varios meses, entonces que quitan la pulpa y las semillas. Después de que es fregado, el trabajo de las cuentas son añadidas, así como el color. El instrumento es usado tradicionalmente, aunque también se utiliza para la música popular. Cuando se toca es sacudido y/o golpear contra las manos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada